Los hombres que no amaban a las mujeres

20Feb09

I

Cada cumpleaños, con una puntualidad llamativa, Henrik Vanger recibe el mismo regalo: una flor enmarcada. La última, por ejemplo, es una rarísima variedad australiana. Lo significativo es que ese era el regalo que le hacía Harriet, su sobrina, quien desapareció –nadie duda de que fue asesinada- hace ya 40 años.

Imagino cómo Stieg Larsson debe haber “diseñado” Los hombres que no amaban a las mujeres. El misterio es perfecto, pero tal vez demasiado simple –y hace mucho ya que el mundo ha dejado de ser simple. Con el misterio como núcleo, entonces, será necesario un grupo de historias paralelas que complejicen la trama. El resultado: todo se ajusta con precisión, pero con un abrumador efecto de claustrofobia.

los hombres que no amaban a las mujeres

II

Empecemos con el crimen:

El contexto. En lugar de un cuarto cerrado, ¿qué tal una “isla cerrada”? La desaparición se produjo en medio de una reunión familiar (o junta de accionistas: Henrik era el patriarca de una pujante empresa industrial) en una pequeña isla al norte de Suecia. El único puente que conecta la isla con el continente se encontraba bloqueado por un accidente de tránsito.

El móvil. Henrik no duda de la intención del asesino. Harriet era la niña de sus ojos, el objetivo en última instancia era dañarlo a él.

El asesino. Luego de 40 años son pocos los posibles candidatos, y todos siguen residiendo en la isla (de qué otra manera podría investigárselos). Aquellos que mantenían rencillas con Henrik se distinguen por algo desagradable: en su momento fueron –y siguen siendo– nazis.

La pista falsa. Nunca se encuentra el cuerpo, cabe así la posibilidad que Harriet se haya fugado.

El detective. No puede ser un policía: la policía ha fracasado sistemáticamente durante todo estos años. Luego de los policías vienen los periodistas. Quien investigue, entonces, deberá ser un periodista, pero no cualquiera: un periodista de moral incuestionable, que haya sufrido una injusticia recientemente y que, por eso, se encuentre obligado a aceptar el inverosímil encargo de resolver un crimen de cuarenta años atrás.

III

A partir de aquí, la novela va a engorde:

Mikael Blomkvist es el periodista encargado de llevar adelante la investigación. Editor en jefe Millenium, una pequeña revista independiente que denuncia actos de corrupción, acusó a un empresario que lo llevó a la corte y demostró que las acusaciones eran falsas. Blomkvist, para preservar la revista, debió renunciar a su puesto. Un día más tarde comenzaba a trabajar para Henrik.

Por supuesto, la venganza de Mikael se llevará una extensa parte de la novela.

“Pero eso no es todo: para que vea que esto no es una oferta sino un regalo, por el mismo precio usted se lleva una historia más”.

La última pieza que permite reunir a las otras es Lisabeth Salander. Una joven llena de tatuajes que realiza tareas de espionaje para una empresa de seguridad, que tiene graves problemas de socialización (o es una genia, queda a gusto del lector; se ve que Larsson se enamoró de ella), y que, además, es una hacker experta, tal vez la mejor del país. Llegado el momento, los caminos se cruzarán y Lisabeth se convertirá en la ayudante de investigación de Mikael. Es tan relevante el personaje, que la edición en inglés lleva incomprensiblemente por título de The girl with the dragon tattoo.

IV

Cabe destacar que los únicos tramos realmente atrapantes de la novela son los que protagoniza Lisabeth, el resto transcurre entre un palabrerío anodino, demasiado descriptivo, con párrafos en los que se nota que el autor (el traductor) lucha con el lenguaje.

¿Se acuerdan de Los simuladores? ¿Se acuerdan del tipo que se creía Rambo y mandaron al Chaco y que durante la segunda temporada aparecía en todos los capítulos acercándose a ellos, con la inminencia de un peligro incontrolable? ¿Se acuerdan la desilusión que fue ver cómo toda esa historia la resolvían en menos de cinco minutos de la manera más simple y sosa? Bueno esa misma sensación aparece cuando uno descubre qué pasaba con los cuadritos…

Una novela que queda a medias entre el policial clásico y el negro, que se abre en tantas ramificaciones que termina haciendo que el misterio central pierda peso e importancia. Sin embargo, a no desanimar: si las más de 665 páginas de esta novela no te atrapan, todavía tenés dos chances más. Los hombres que no amaban a las mujeres es la primera entrega de la Trilogía Millenium, promesa de que habrá más de Mikael, Lisabeth y el resto de los chiflados.

Anuncios


3 Responses to “Los hombres que no amaban a las mujeres”

  1. At this time it sounds like Expression Engine is the preferred blogging platform available right now.
    (from what I’ve read) Is that what you’re using on your blog?

  2. Quality articles or reviews is the important to be a
    focus for the viewers to visit the web page, that’s what this site is providing.

  3. When one does, you will not only reap great profits, and also
    a good name which would be the most powerful and important of all.
    While most people are purchasing diaper bags stuffed packed
    with various baby gifts, you are able to take pride in understanding that your
    gift differs from the others, unique, as well as special.
    The initial step of marketing strategy is based on what your
    items are targeted at and how best they fascinate
    the market as a way to promote your business or company.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: